OHM

Omega, el fin, el término de una era, el símbolo de la resistencia, homónimo al sonido del universo, el sonido primigenio, Om.
Respondemos al llamado de nuestros ancestros, el llamado de lo que fue, es y será. Una invitación al despertar. Recibimos a modo de investidura el accionar del cuestionamiento, lo cual nos otorga la visión del gran movimiento; un enfrentamiento contra la aceleración. Debido a esto nace la intención de comprender el ciclo de los procesos. Conocimiento, entendimiento y sabiduría. Esta obra es una de las tantas respuestas del mundo al llamado; una emanación, que, mediante la abstracción, invita a la comprensión de los estadíos de los procesos que conllevan la síntesis de lo que visualizamos como un nuevo comienzo, un mejor porvenir, un ascenso en el sendero; trascendencia, ir más allá del velo. Una acción cristalizada que logró reunir el espíritu de personas de distintos pueblos, cada uno aportando fragmentos de su cosmovisión sobre los diferentes planos de la existencia, con la intención de concretar físicamente la implantación de nuestros deseos en el perfume del éter.

OHM

Omega, el fin, el término de una era, el símbolo de la resistencia, homónimo al sonido del universo, el sonido primigenio, Om.
Respondemos al llamado de nuestros ancestros, el llamado de lo que fue, es y será. Una invitación al despertar. Recibimos a modo de investidura el accionar del cuestionamiento, lo cual nos otorga la visión del gran movimiento; un enfrentamiento contra la aceleración. Debido a esto nace la intención de comprender el ciclo de los procesos. Conocimiento, entendimiento y sabiduría. Esta obra es una de las tantas respuestas del mundo al llamado; una emanación, que, mediante la abstracción, invita a la comprensión de los estadíos de los procesos que conllevan la síntesis de lo que visualizamos como un nuevo comienzo, un mejor porvenir, un ascenso en el sendero; trascendencia, ir más allá del velo. Una acción cristalizada que logró reunir el espíritu de personas de distintos pueblos, cada uno aportando fragmentos de su cosmovisión sobre los diferentes planos de la existencia, con la intención de concretar físicamente la implantación de nuestros deseos en el perfume del éter.

UNIDAD OHM

Registro audiovisual, performático y musical grabado en Santiago de Chile en las dependencias de Galería Cima y las inmediaciones de Plaza Dignidad durante  las múltiples manifestaciones  ocurridas bajo el contexto de la revuelta social de octubre de 2019. Ve la luz un año más tarde ad portas del Plebiscito Nacional que determinará la creación de una nueva Constitución para la región.

La materialización del proyecto ha sido posible gracias a un intenso trabajo colaborativo que reúne la participación  de artistas, colectivos y profesionales ligados al área musical, audiovisual, artes escénicas, artes visuales, danza y performance; trabajando en conjunto con personas pertenecientes a organizaciones de pueblos originarios (Colectivo Intercultural Indígena Kutana, Centro de Desarrollo Social Agrupación Indígena Chol-Chol, Asociación  Indígena Aymara-Quechua Jach’a Marka, Instituto Indígena de Santiago IACCTIS, Asamblea de jóvenes de la Comunidad Selk’nam Covadonga Ona) quienes participaron activa y transversalmente en el desarrollo del proyecto.

La idea nace a partir de la iniciativa de generar una obra que permita transmitir el sentir de los participantes respecto a la contingencia nacional y las violaciones sistemáticas a los derechos humanos ocurridos desde la colonización; a través de una visión que utiliza la expresión artística como agente político. A partir de esto, surge la idea de generar un concierto audiovisual, un guión musicalizado por agrupaciones de pueblos originarios y productores electrónicos que acompañan el tránsito del personaje principal a través de un profundo viaje interno representado a través de 3 estadíos basados en diferentes conceptos de la cosmovisión indígena, relacionados a distintos  estados de la existencia. De la cultura Selk’nam desprendemos el concepto TERR NERR, el inframundo. La cultura Mapuche nos entrega WEYCHAN, la guerra. Y la cultura Quechua, HATARIY, elevarse, trascender. Conceptos que, en la obra, se unen en un sincretismo amalgamando la espiritualidad indígena con la visión mística occidental. Así, de este modo, desvelar la intrínseca relación que existe entre la realidad que habitamos y el ritmo de los procesos transversales, invisibles, sagrados y ancestrales que nos gobiernan y nos llevan a caminar por los senderos de la existencia. Procesos que nos empujan sutilmente a emprender el camino, aceptar sus estados y así tener la posibilidad de transmutar nuestra esencia.

CREDITOS

Musicalización:

Der Nautilus

Mueran Humanos

Dj Fracaso

Cristobal Rawlins

Uwe Schmidt

Alqaedans

Andrea Paz

Juan Ignacio Nawito Morales

Felipe Guarjol

Diego Morales Ahumada

Matías Rivera

Asunción

Arenga Mapuche:

Juana Millal Sandoval

Aliwen

Keyuk Yantén Gómez / Performer Selk`nam

Mau`Hok Astroza Muñoz / Performer Selk`nam

Ceremonia Aymara / Quechua:

Juan Huarancca Ancho

Luis Acosta Challapa

Keyuk Yantén Gómez

Mau`Hok Astroza Muñoz

Actuación & performance:

Enzo Donatelly

Phenomena

Grietta

Daniela Galaz

Cota Q

Carolina Carreaux

Macarena Cortés

Betty Rotten

Sebastian Bañados

Jorge Morán

Video:

South Plug

Francisco Klammer – Dirección

Pedro Lorca – Cámara

Diego Villaseca – Cámara

Camila Reyes – Cámara

Matías Baeza – Cámara

Sebastián Lavados – Cámara

Juan Valdivieso – Dirección

Edición & color – Francisco Jullian

Artes Visuales:

Trimex

Pante

Checa Ríos

Soporte Iluminación:

Daniela A. Valenzuela

Juan Jose Gallegos

Colaboradores:

Amusia Noise

Pablo Ruiz

Pety Hinojosa

Sebastián Albornoz  

Ana Luisa Zúñiga

Francisco Cerón

Jose Miguel Martin Buitrago

Renate Barraza

Paulina Díaz Lillo

Luis Miranda

Leticia Silva

Javier Pino

Web:

Luciano Baltazar

Bondage:

Cuerdas y suspensiones (shibari)

Alita Greenblack

Ricardo Acevedo / taller de bondage

Maria Vera / taller de bondage

Arte:

Dariela Magallanes

Asmara Miranda

Roderick Cerda

OHM

Graffiti Plaza dignidad:

FIFA 2000

Yopo

M8nse

Sonido:

Juan Ignacio Morales

Registro Mueran Humanos

Pablo Thiermann

Dirección y Producción general:

OHM